tiovivo

Festividades de Barcelona: las fiestas de Gracia y Sants

La segunda quincena de agosto es la quincena de las festividades en Barcelona. Del 15 al 22 de agosto los barceloneses dejarán de lado las vacaciones y se volcarán en las Fiestas de Gracia, una de las festividades de Barcelona más populares que recibe año tras año más visitas foráneas. Pero las celebraciones no acaban aquí, ya que el mismo día 22 comienzan las fiestas de Sants -que se alargan hasta final de mes-. Si quieres vivir el sabor más popular de la ciudad, las fiestas de Gracia y Sants son una estupenda ocasión.

Las fiestas de Gracia son relativamente jóvenes pues datan desde el año 1827, fecha en la que aparece una reseña en el periódico Diario de Barcelona, aunque fue a partir del año 1890 cuando se estableció la tradición de decorar las calles que perdura hasta hoy día. La época de mayor participación fue durante las décadas de los años 40 y 50 decayendo en los años 60 y 70, cuando las fiestas tomaron un carácter más reivindicativo y la seña de identidad eran los conciertos y bailes gratuitos en las calles.

A partir de la llegada de la democracia, las fiestas de Gracia, bajo el impulso de las asociaciones de vecinos y las instituciones, regresaron al espíritu fiestero que dieron lugar a su origen.

Además de pasear por sus calles (en las que admirarás la original decoración realizada por los vecinos) no te pierdas los conciertos (cada calle tiene su propio escenario) sobre todo en la Plaza de la Vila o la Plaza del Sol, los correfocs, el sonido matutino de los petardos y las grallas, los castellers y sus torres humanas. Aprovecha y haz un poco de turismo visitando el búnker de la Plaza del Diamante o admirando la primera obra de Gaudí: la Casa Vicens.

En cuanto a las fiestas de Sants, tienen también un origen cercano a las de Gracia (aproximadamente 1837) y se celebran en honor a San Bartolomé, patrón de la antigua Vila de Sants. Las primeras noticias que nos llegan hablan de la celebración de bailes populares como el “serrallonga” o el de “bastons” y el de Sant Bartolomé, donde los vecinos se disfrazaban de soldados romanos, mientras ángeles y demonios intentaban golpear al público.


No puedes perderte las originales decoraciones de las calles que tan pronto simulan una gran pecera como una película de Disney, además de los “gegants”, los “castellers” y los “diables” con sus espectáculos de fuego y los correfocs.

Ambas celebraciones involucran a buena parte de los vecinos que, además de participar en las fiestas activamente, contribuyen a engalanar calles y plazas con coloridas decoraciones. ¡Una época perfecta para visitar Barcelona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>