bodas

¿Cómo es casarse en Barcelona?

Si tu pareja y tú habéis decidido dar el gran paso de casaros, debéis saber que Barcelona es una ciudad apta para servir de escenario para el gran día que supone la unión de una pareja, sea cual sea el rito que elijáis. Por sus paisajes y lugares de interés, por sus comunicaciones y por los centros de celebraciones especializados con los que cuenta, la ciudad condal es un espacio idóneo para contraer tu boda.

Barcelona, ciudad nupcial
Los últimos datos –ofrecidos por el Instituto de Estadística de Catalunya (Idescat)- reflejan que en 2014 se celebraron 26.068 matrimonios en Cataluña. Solo un 16 % de ellos fueron de índole religiosa, el resto fueron civiles, tanto entre parejas heterosexuales como homosexuales. Respecto a los datos específicos de Barcelona, descendieron el número de uniones respecto al año 2013 –hubo un total de 278 matrimonios menos-.

Barcelona acoge cada año la feria miBoda, un evento especializado en la organización de este tipo de celebraciones nupciales que consigue congregar a las empresas -nacional e internacionales- más relevantes de este sector con todos los detalles que conlleva planificar un enlace matrimonial de cualquier tipo y dimensión.

Tradiciones
La diferencia más importante en cuanto a bodas en Cataluña es que, por defecto, las parejas se casan en régimen de separación de bienes –a diferencia del resto de España donde, por defecto, lo que se adquiera durante el matrimonio pasa a ser común del matrimonio-. Esto condiciona una parte de la boda, ya que no se hace el intercambio de arras entre los novios. Asimismo, no existe la figura del padrino ni de la madrina.

Además, si te casas en Barcelona el anillo de compromiso lo llevarás en la mano derecha, pero la alianza  se debe llevar en la mano izquierda -en el dedo anular, por supeusto-. Esto es una peculiaridad de Cataluña y la comunidad valenciana. En el resto de comunidades la costumbre es justamente al revés, el de compromiso en el anular de la mano izquierda y el de matrimonio en el anular de la mano derecha.

Gastronomía
En los aperitivos no pueden faltar dos ingredientes: tomate y aceite, base del “pa amb tomàquet”. Pueden combinarse con otros productos de la huerta catalana.

Desde hace décadas, el postre típico de las bodas catalanas es el llamado pijama. Consiste en un postre contundente a base de flan con nata, frutas en almíbar –como piña y melocotón- y helados de diferentes sabores, todo ello bañado de crema de caramelo.

El lugar
Por todo ello, un lugar idóneo para celebrar tu boda es el hotel Crowne Plaza Barcelona – Fira Center. Primero, por su privilegiada ubicación, situado en el centro de la urbe, con unos alrededores excelentes para servir de escenario de tus fotografías, como son la Fuente Mágica y los jardines de Montjuïc. Segundo, por la elegancia de sus salones, así como por las excelentes instalaciones a disposición de los novios, incluidos sus salones con jardín interior.. Y tercero, por la profesionalidad de sus organizadores y asistentes para la organización de los eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>