blog-chistes-diciembre

Los mejores chistes para sobrevivir a la sobremesa

La Navidad… esa época del año de recogerse en casa, estar con la familia, repartir regalos, hacer buenas acciones y, reconozcámoslo, sobrevivir a las sobremesas. Las hay de todo tipo: ruidosas, aburridas, extravagantes, tensas… pero todas comparten un mismo atributo: son largas.

Por eso, para hacerte más llevaderas las sobremesas de estas fiestas, te hemos preparado una lista de chistes que te pueden servir para relajar el ambiente y para que te diviertas un rato haciendo reír a los tuyos:

Para empezar, una batería de chistes cortos para romper el hielo:

 

– Mi hermano anda en bicicleta desde los 3 años.

– ¡Pues ya debe estar lejos!

 

– Íbamos yo y Carlos …

– No, hijo, “íbamos Carlos y yo”.

– ¿Cómo? Entonces, ¿yo no iba?

 

Un hombre va a un adivino y llama a la puerta:

– Toc, toc.

– ¿Quién es?

– ¡Pues vaya adivino!

 

Aprovechando que es época de regalos, podemos contar el de ¿Qué le regaló Batman a su mamá para navidad? Una BatiDora”.

O podemos aprovechar para recuperar chistes de los clásicos del humor español, como alguno de Eugenio, encabezado siempre por el famoso “El saben aquel que dice…”. A nosotros nos encanta este:

“El saben aquel que dice que están dos amigos sentados y uno dice: Oye ¿tú sabes cómo se llaman los habitantes de San Sebastián”, a lo que el otro responde, “hombre, todos no…”.

Y ya para acabar, uno de otro clásico, Gila, especialmente adecuado para los que vayáis por Noche Buena a casa de los suegros por primera vez:

 

– ¿Que tal? ¿Nervioso?

– Si, un poco…
– ¿Es tu primera vez?
– No, ya había estado nervioso antes…

 

Y recuerda que en todos los encuentros familiares hay alguien que se arranca con los chistes y que la mayoría de veces son malos. Así que te recomendamos que te anticipes y cuentes tú primero los tuyos: con un poco de suerte, impresionas al gracioso de la familia y no se atreve a explicar los suyos. Y si no eres de chistes, será mejor que empieces a practicar tu risa falsa…

 

Te dejamos ya para que empieces a practicar tus chistes. O tu carcajada impostada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>