cartel

Barcelona, mucho por muy poco

Barcelona es diferente. Como una de las ciudades más sugerentes de Europa, en ella conviven una parte cosmopolita, a la vanguardia, con otra asentada en las costumbres y tradiciones de los barceloneses. Conocer su cultura, su patrimonio y sus innumerables planes de ocio es siempre un placer. Asequible, además, porque no es necesario desembolsar mucho dinero para disfrutar de su ocio. Con un poco de previsión y algunos planes, se puede descubrir la Ciudad Condal sin dañar al bolsillo.

Para empezar, la gran mayoría de los monumentos barceloneses residen en plena calle. El céntrico Paseo de Gracia es un buen ejemplo. Caminar por él es sinónimo de toparse, antes o después, con la Casa Milá, conocida con cariño como La Pedrera. La entrada al interior no es económica, pero ya su fachada es un espectáculo fascinante. A apenas cinco minutos de distancia, andando, se halla la Casa Batlló, cumbre del arquitecto Antoni Gaudí. Su mera contemplación bien vale el paseo. Conviene tomar el metro para acercarse hasta el gran icono de Barcelona, la Sagrada Familia. Desde 18 euros, con compra anticipada, se puede recorrer sus estancias.

En la ciudad olímpica no hay que elegir entre playa o montaña, porque tiene ambas. Sus playas están equipadas con todo tipo de servicios. Gratis. Por solo un poco más se puede alternar o comer en cualquiera de los bares y chiringuitos que las circundan. Tampoco conllevará un elevado gasto subir en teleférico a Montjuic, desde donde contemplar el bello trazado de la ciudad. Los aficionados al deporte no deberían dejar pasar la oportunidad de visitar la Villa Olímpica.

La Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, gran catedral gótica de la ciudad, comparte protagonismo con la Basílica de Santa María del Mar, bellos ejemplos de construcciones religiosas que se pueden conocer por poco dinero.

Barcelona cuenta, además, con una programación cultural que pocas ciudades igualan. Durante todo el año y a buen precio. Por solo 30 euros se puede adquirir Articket, que con un ahorro de hasta un 45% permite acceder a la Fundación Antoni Tàpies, la Fundación Joan Miró, el Museo Picasso, el CCCB, el Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) y el MACBA. La entrada general al Parque Güell cuesta 7 euros y es gratis para niños hasta 6 años.

La Rambla es de obligada visita. Recorrerla es, por supuesto, gratis, pero conviene adentrarse en la Boquería, el coqueto mercado central barcelonés, y darse un capricho en ella. Pasear sin prisa por zonas tan singulares como el Barrio del Borne o el Barrio Gótico es un placer a bajo coste. Los amantes de los cafés históricos celebrarán pedir uno en Els Quatre Gats o en el Cafè de L\’Òpera.

Con estos consejos podrás exprimir Barcelona al máximo sin que ello perjudique tu bolsillo. Te sugerimos además una serie de lugares donde podrás hacer tu particular ruta de tapas, para recuperar fuerzas durante los descansos de tu visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>